Lo que hicimos para Papá Noel

Ésta vez el cambio de cara se lo dimos a un mesa de luz especial, heredada de su papá. Su dueña no iba a hacer mucho más por ella...pero supe ver el  potencial que había en ella.
Su dueña actual es una persona a la cual en poco tiempo aprendí a querer un montón...y como soy de las que piensan en que los regalos tienen que ser pensando para cada persona. La falta de dinero hace agudizar el cerebro cuando uno quiere sorprender a alguien, ya que mucho más amor en el hacerlo!
Así fue que se me ocurrió pedirle a su dueña: que me prestara su "mesita recibidora" para hacerle un buen lavado de cara...

No era un mueble de buena madera pero se la bancó bastante bien...
Masilla, muuuucha lija, nutrir la madera y cambiarle el color, otro Look.






El interior de los cajones estaban bastantes feitos pero a su vez me daba pena forrarlos, ya que denotaban sus "años mozos"... Peroooo sabía que ese sería "el" detalle que cambiaría su personalidad además de seguir protegiéndolos.



Para eso elegí dos modelos con diseños "armoshos" que ofrecen las chicas de











           













Su dueña quedó encantada con el regalito de Papá Noel! No fue sorpresa pero igual no se esperaba este resultado. Les debo foto de terminada completa.
Todos quedamos más que felices!

Gracias por leerme.
y FELIZ 2017! Que sea un año próspero y lleno de cosas buenas y las malas que sean llevaderas.
Cariños.

Verónica.





Veronica Godoy. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.